;
CURIOSIDADES MASCOTAS

Obesidad en los perros, un grave problema más allá de la estética

Perros Obesos, Gurú Mascotas

Podemos afirmar que la obesidad hace parte de un problema que afecta no sólo a los humanos sino también a nuestras mascotas, tanto así, que en el Reino Unido y Estados Unidos, más de la mitad de los perros y otras mascotas son obesos.

Enfermedades como la diabetes, la presión arterial alta, dificultad para respirar, artritis, deficiencia del hígado, pelaje maltratado y mala digestión, son algunos de los problemas que puede desarrollar tu mascota si es obesa.

Causas y consecuencias

Son varias las razones por las cuales tu perro puede desarrollar  la obesidad, entre ellas falta de ejercicio, demasiado alimento extra -como las sobras de la mesa y otras exquisiteces que les damos- y la falta de conocimiento sobre el peso ideal de un animal.

Es evidente que las consecuencias de la obesidad van mucho más allá de una cuestión estética, pues todos los problemas que desencadena esta enfermedad reducen considerablemente la expectativa de vida de los animales.

“La obesidad es una enfermedad que mata a millones de mascotas de manera prematura, genera enorme dolor y sufrimiento y le cuesta decenas de millones de dólares a los dueños de mascotas en gastos médicos evitables”, advierte el fundador de la APOP, el veterinario Ernie Ward.

¿Menos comida o más ejercicio?

Aunque son pocos los estudios que se han realizado para contrarrestar la obesidad en los perros, algunas de la investigaciones que encontramos, como un articulo en la BBC, plantean averiguar qué tiene un mayor impacto en el peso de los perros: cuánto comen o cuánto ejercicio hacen.

Reducir la cantidad de calorías es una manera efectiva para que el animal mantenga un peso saludable.

Para ello, primero analizaron a cada uno de los animales, tomando nota de su peso, su historia clínica y su temperamento (con la asistencia de los veterinarios de cada uno de los perros).

Luego, estimaron el Índice de Condición Corporal (BCS, en inglés), una medición de la grasa corporal que indica sobrepeso cuando el resultado es mayor a seis.

Los perros tenían en promedio un BCS de 7,76.

Por último dividieron a los voluntarios en dos grupos de forma aleatoria.

Menos comida

Al Grupo 1 se le asignó una dieta diseñada específicamente para cada perro.

Se les pidió a los dueños de las mascotas que les dieran una cantidad preestablecida de comida de perro cada día y que no les dieran ningún otro alimento.

Además se les ordenó mantener la rutina de ejercicios habitual de cada animal.

Una semana antes de comenzar el experimento a los canes se le colocó un collar que medía su actividad y que se les volvió a colocar al final del estudio.

Al perder peso los animales naturalmente se volvieron más activos.

Ejercicio con perros, Gurú Mascotas

Más ejercicio 

Al Grupo 2 se le asignó un plan de ejercicios personalizado, que aumentó en al menos un tercio su actividad habitual.
Así, por ejemplo, si un perro solía caminar 40 minutos, se le pidió al dueño que lo pasee por 1 hora. O si el animal jugueteaba tres veces al día, se agregaba una sesión más.

Al igual que al otro grupo, se le colocó un collar a los animales que midió su actividad una semana antes de comenzar el experimento y hacia el final del mismo.

La prueba, que duró ocho semanas, mostró que hacer más ejercicio no sirve por sí solo para que el perro mantenga un peso saludable.

Resultados:

Al pesar a los perros al final del estudio se estableció que el Grupo 1, que había comido menos, tuvo una pérdida de peso de 10% en promedio.

En el Grupo 2, que ejercitó más, la pérdida fue mucho menor: 2% en promedio.

Además, todas las mascotas que participaron en el Grupo 1 registraron una caída de 1 o 2 puntos en su BCS.

En cambio en el Grupo 2 solo un perro bajó un nivel en la escala BCS.

Es decir, el trabajo mostró contundentemente que una reducción de calorías en la dieta de los perros es la manera más efectiva para que pierdan los kilos de más.

Pero también hubo otro resultado más sorprendente: el estudio reveló que los perros que estuvieron a dieta se movieron más de lo habitual, a pesar de que sus dueños no modificaron su rutina de ejercicios.

Esto sugiere que haber perdido peso hizo que los perros se sintieran naturalmente más propensos a estar activos.

Ahora ya sabes lo que debes hacer si tu mascota está obesa y lleva una vida sedentaria, mejora su calidad de vida ayúdala a llevar una vida activa y más saludable.

fuente: BBC

También te puede interesar: ¿QUÉ ALIMENTOS DARLE A TU MASCOTA SEGÚN SU EDAD?



DESCUBRE

TODO EL CONTENIDO QUE
TENEMOS PARA TI AQUÍ

¡Todo ha salido perfecto!
  • 1
  • 2
  • 3
Gurú Mascotas
Tu cotización fue realizada con éxito y se encuentra en proceso.

Enviaremos notificaciones a tu celular y correo cada vez que alguien te envíe una cotización.

Por favor revisa tu correo electrónico, activa tu cuenta y haz efectiva esta solicitud